Buscar
  • Bienestar Colbun

Derriba los mitos de la vacunación contra la Influenza


Se acerca la campaña de vacunación contra la influenza y en Bienestar te queremos informado y saludable!

¿Cuán efectiva es la vacuna contra la influenza?

Estudios recientes han demostrado que la vacuna contra la influenza reduce el riesgo de contraer la enfermedad en un 40 % a un 60 % en la población general durante las temporadas en que la mayoría de los virus que circulan coinciden exactamente con la vacuna contra la influenza

La vacuna contra la influenza, ¿puede transmitir la enfermedad?

No, las vacunas contra la influenza no contagian la enfermedad. Las vacunas que se administran con una aguja (es decir, las vacunas inyectables contra la influenza) actualmente se fabrican de dos maneras: la vacuna puede hacerse con a) virus de la influenza que han sido "inactivados" y, por lo tanto, no son infecciosos, o b) o con un solo gen del virus de la influenza (a diferencia del virus completo) con el objetivo de poder producir una respuesta inmunitaria sin causar infección.

¿Es necesario vacunarse contra la influenza todos los años?

Sí. Se recomienda que todas las personas de 6 meses de edad en adelante se vacunen anualmente contra la influenza, incluso cuando los virus contra los que brinda protección la vacuna no hayan variado desde la temporada anterior. El motivo es que la protección inmunitaria que adquiere una persona al vacunarse disminuye con el tiempo, por lo que es necesario vacunarse anualmente para obtener la mejor u "óptima" protección contra la influenza.

¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la influenza?

Existen varios motivos para vacunarse contra la influenza cada año. A continuación hay un resumen de los beneficios de la vacunación contra la influenza y ciertos estudios científicos que respaldan estos beneficios.

La vacunación contra la influenza puede evitar que contraiga la enfermedad.

La vacuna contra la influenza previene cada año millones de enfermedades y consultas al médico relacionadas con la influenza. Por ejemplo, durante 2017-2018, la vacunación contra la influenza previno, en promedio, 6.2 millones de casos de influenza, 3.2 millones de consultas médicas, 91 000 hospitalizaciones y 5 700 muertes asociadas a la influenza.

¿Es mejor contraer la enfermedad que administrarse la vacuna contra la influenza?

No. La influenza es una enfermedad grave, especialmente entre los niños, adultos mayores y personas que padecen ciertas afecciones crónicas de la salud, como asma, enfermedades cardiacas o diabetes. Cualquier tipo de infección por influenza puede implicar el riesgo de presentar complicaciones graves, como la hospitalización o la muerte, incluso en niños y adultos sanos. Por consiguiente, para obtener protección inmunitaria, vacunarse es una opción más segura que correr el riesgo de enfermarse.

¿Por qué algunas personas no se sienten bien luego de recibir la vacuna contra la influenza estacional?

Los efectos secundarios más comunes de las vacunas contra la influenza son dolor, enrojecimiento, sensibilidad o inflamación donde se administre la inyección. También pueden presentarse síntomas como fiebre leve, dolor de cabeza y dolores musculares. Si se presentan estas reacciones, es habitual que comiencen inmediatamente después de la inyección y duren de 1 a 2 días.

¿Qué hay de aquellas personas que reciben la vacuna contra la influenza estacional e igual se enferman y tienen síntomas de influenza?

  1. Un motivo es que ciertas personas pueden enfermarse a causa de otros virus respiratorios aparte de la influenza, como los rinovirus, que se asocian al resfriado común, causan síntomas similares a los de la influenza y también se propagan y provocan enfermedades durante la temporada de influenza. La vacuna contra la influenza solo brinda protección contra la influenza y no contra otras enfermedades.

  2. Otra explicación consiste en que es posible estar expuesto a los virus de la influenza que la provocan inmediatamente antes de haberse vacunado o durante las dos semanas posteriores a la vacunación, que es el periodo que el organismo demora en desarrollar la protección inmunitaria. Esta exposición puede ocasionar que una persona contraiga la influenza antes de que la protección de la vacuna haga efecto.

  3. El tercer motivo por el cual ciertas personas manifiestan síntomas similares a los de la influenza a pesar de haberse vacunado, es que quizás han estado expuestas a un virus de la influenza muy diferente de los virus contra los que se diseñó la vacuna. La capacidad de una vacuna contra la influenza para proteger a una persona depende, en gran medida, de la similitud o "coincidencia" entre los virus seleccionados para elaborar la vacuna y aquellos que circulan y causan enfermedades. Existen varios virus diferentes de la influenza que se propagan y causan enfermedades.

  4. Un último motivo respecto de la manifestación de síntomas de la influenza después de la vacunación consiste en que la vacuna contra la influenza puede variar en cuanto a la eficacia y algunas personas que se vacunan se pueden enfermar igual.

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias (NCIRD, por sus siglas en inglés)


0 vistas